FacebookTwitter

Situación de las convocatorias de Oposiciones en el Institut Català de la Salut, documento facilitado por la propia empresa en la mesa sectorial de 30 de noviembre de 2018.

OPE ICS 11 2018

 

 

 1ª Reunión 2019 con Dirección de RRHH del ICS

reunion ICS 1.2019

 

 

Resultados finales y adjudicación LAB-PI-2016 ICS 

diligencia LAB-PI-2016 ICS 

 

El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona coordinará un nuevo proyecto europeo, llamado MyHealth, cuyo objetivo es dar respuesta a la falta de acceso a la salud de la población inmigrante vulnerable llegada a Europa.

Este proyecto, que se puso en marcha el pasado mes de abril y que tendrá una duración de tres años, cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros financiados por la Comisión Europea, dentro del Programa de Salud de la agencia europea CHAFEA.

El primer paso de MyHealth será crear un mapa de los actores clave en salud e inmigración dentro de los siete países del consorcio europeo, y después analizar las herramientas tecnológicas existentes para dar cobertura a la población inmigrante, así como las iniciativas y proyectos que ya existen. También se analizarán las necesidades en salud y en el acceso al sistema sanitario percibidas por los recién llegados y las personas que trabajan con ellos, y se diseñarán estrategias para tratar de solucionar los problemas detectados. El programa se dirigirá especialmente a colectivos vulnerables como mujeres y menores no acompañados llegados a Europa en los últimos cinco años. Básicamente, se analizarán los trastornos mentales, asociados al hecho migratorio, como trastornos afectivos y de ansiedad o el trastorno por estrés postraumático; enfermedades infecciosas y patologías crónicas no transmisibles. El proyecto se desarrollará con y por las personas inmigrantes para mejorar la accesiblidad al sistema también desde la dimensión social. 

Por último, los impulsores de MyHealth crearán un mapa interactivo con la información recogida, una herramienta que creen que facilitará el acceso de los inmigrantes a los recursos existentes en su lugar de llegada, así como su gestión a los profesionales sanitarios. 

integration-1777535 960 720

 


 

El Departamento de Salud ya ha desplegado un contingente de 464 profesionales adicionales para reforzar hospitales y centros de atención primaria (CAP) de las zonas de costa que en verano duplican o triplican su población. El perfil de paciente extranjero son ancianos con dolencias de base que se descompensan y jóvenes con patologías leves, como contusiones o quemaduras.

El sistema sanitario se refuerza para hacer frente al incremento de población susceptible de precisar asistencia sanitaria. Los hospitales de las zonas más turísticas cuentan con equipos de traducción e incluso en Barcelona el hospital del Mar y el de Sant Pau tienen contratados los servicios de una empresa externa que asiste administrativamente a los pacientes extranjeros con intérpretes y trámites con la aseguradora. Además, el plan de verano del Departamento de Salud incluye un refuerzo de profesionales para las zonas de costa.

guiris y verano

Los sanitarios explican que el incremento de actividad en verano es "espectacular" con respecto al resto del año, pero apenas han notado la diferencia entre esta temporada y la anterior. Pese al aumento anual de turistas que registra Cataluña, los médicos aseguran que el año del cambio fue 2015. Precisamente, el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) ha aumentado un 52% el personal de refuerzo en centros de atención primaria (CAP) y hospitales desde 2015. Este año contarán con 179 médicos, 183 enfermeros y 102 auxiliares administrativos adicionales.


 

El Tribunal de Cuentas ha condenado a Josep Prat, ex director general del grupo de empresas municipales Innova y ex presidente del Institut Català de la Salut, a indemnizar al Ayuntamiento de Reus con más de 900.000 euros. Este importe es el que corresponde a las facturas sin justificar que cobraron el arquitecto Jorge Batesteza por supervisar las obras del nuevo Hospital Universitario Sant Joan de Reus y del ex director del CatSalut, Carles Manté, por labores de asesoramiento del mismo proyecto entre el 2007 y el 2011. El alcalde de Reus, Carles Pellicer, ha anunciado hoy que la voluntad es destinar este dinero al Hospital Universitario Sant Joan de Reus y será la dirección del hospital, que debe pasar a estar controlado por la Generalitat a partir del 1 de enero mediante un consorcio, decidirá el destino final de esta cantidad.

prat

Estas facturas fueron el inicio del llamado caso Innova, que tras casi cinco años de instrucción suma más de un centenar de investigados y catorce piezas derivadas. El Tribunal de cuentas falla que Batesteza percibió sin justificar la mitad de los 320.000 euros que percibió, ya que cobró dos veces por el mismo trabajo: una de Innova y otra, de la empresa Euroconsulting, contratada por Innova para supervisar las obras.

Fue el grupo municipal de la CUP quien llevó ante el Tribunal de Cuentas estas irregularidades, pero luego se personó el Ayuntamiento de Reus (PDeCAT-ERC-AraReus), por lo que la CUP se retiró.


 

 

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha condenado al Servei Català de la Salut a indemnizar con 22.847 euros a una paciente testigo de Jehová que se operó del corazón en una clínica privada mientras esperaba que se le ofreciera una intervención sin transfusión de sangre en un hospital público.

En su sentencia, la sala contencioso administrativa del TSJC estima parcialmente el recurso presentado por la paciente, después de que Salut se negara a pagarle la indemnización que solicitaba por haberse visto obligada a acudir a una clínica privada para ser operada, sin que la Generalitat contestara su reclamación.

La mujer fue derivada en noviembre de 2010 al Hospital de Bellvitge para ser intervenida de una patología cardíaca pero, al ser informada por el especialista de que el equipo médico se negaría a practicarle una cirugía sin sangre, pidió por escrito ser operada en otro centro donde disponían de unidades para intervenciones sin transfusión.

maxresdefault

El 16 de marzo de 2011, la paciente fue intervenida en la clínica Teknon de Barcelona mediante una técnica de cirugía sin sangre, dado que su dolencia había empeorado y el Servei Català de Salut seguía sin facilitarle una solución a su problema.

Para el tribunal, no está en discusión si la intervención se podía haber practicado a la paciente en un hospital público, dado que consta que la ciencia actual permite la cirugía sin sangre y que esta técnica se ha empleado en otros centros del Servei Català de la Salut. Según el tribunal, cuando la mujer presentó su reclamación para ser operada sin transfusión, el Hospital de Bellvitge le comunicó que había solicitado informes a los responsables del servicio correspondiente y que le darían una respuesta lo más pronto posible. De esa forma,  a la paciente se le generaron unas expectativas legítimas de que su petición sería objeto de examen en un plazo razonable e incluso que podía ser atendida. 

La sentencia reprocha al Servei Català de la Salut que no ha acreditado el concreto alcance, contenido y resultado de sus indagaciones para dar respuesta a la reclamación de la paciente y no exploró la posibilidad de que se le practicara la cirugía sin transfusión en otro hospital público fuera de Cataluña.


 

A pesar de que la Conselleria de Salut ha introducido una nueva dinámica de trabajo en la sanidad catalana con el fin de que cumplan el objetivo de reducir las listas de espera, la propia Generalitat ha marcado, como todos los años, una reducción de los actos médicos a realizar en verano, pero esta vez esta disminución no se concentrará solamente en el mes de agosto, sino que se repartirá entre julio y septiembre, para conseguir un mayor equilibrio.

Las áreas de oncología y cirugía cardiaca, al igual que los servicios de urgencia quedan excluidos de cualquier planificación veraniega. Funcionarán al completo. En los centros de asistencia primaria (CAP) de las zonas costeras, las que reciben turistas, habrá un refuerzo de 464 médicos de familia.

El resto de unidades volverán a concentrar en la segunda quicena de agosto la mayor disminución de actos médicos programados, con un máximo de 2.400 camas de hospitalización inactivadas en esas dos semanas, que equivalen al 12% de las 13.718 de que dispone el sistema sanitario público catalán. Esas clausuras serán sensiblemente inferiores a las de los últimos años: en el 2014, los hospitales cerraron hasta 3.000 camas. En el 2015 fueron 2.750. A pesar de estas reducciones, cada hospital adaptará las cifras a sus necesidades, y todo es reversible ante una emergencia.

La dirección del Hospital del Mar, por ejemplo, ha optado por mantener abiertoseste verano los seis quirofanos de que dispone en el Hospital de la Esperança, centro que en los tres últimos años quedó cerrado por vacaciones de julio a septiembre. Este año, la Esperança mantendrá abiertas 35 camas de ingreso todo el verano.  El Mar cerrará 60 de sus 400 camas en los días centrales de agosto.

hospital-423751 960 720

El plan de choque de Salut prevé también incrementar las pruebas diagnósticas de alta tecnología que están programadas en los hospitales, un objetivo que no debería detenerse en el trimestre estival pero que, inevitablemente, se está ralentizando, advierten en los hospitales.

Se trata de 40.385 diagnósticos pendientes –colonoscopias, escáneres, resonancias magnéticas o gammagrafías, entre otras muchas–, que a finales del 2017 no deben tener una demora superior a los 90 días. No todos los hospitales podrán cumplir este objetivo. En los de Bellvitge y Vall d’Hebron las demoras diagnósticas superan, en muchas especialidades, los 12 meses de espera.