FacebookTwitter

Situación de las convocatorias de Oposiciones en el Institut Català de la Salut, documento facilitado por la propia empresa en la mesa sectorial de 30 de noviembre de 2018.

OPE ICS 11 2018

 

 

 1ª Reunión 2019 con Dirección de RRHH del ICS

reunion ICS 1.2019

 

 

Resultados finales y adjudicación LAB-PI-2016 ICS 

diligencia LAB-PI-2016 ICS 

 

El Hospital de la Vall d'Hebron tiene una lista de espera de más de 400 personas para que se les realice un cateterismo cardíaco, una prueba compleja que precisa un médico especialista para su ejecución, según ha denunciado la entidad asociativa SAP Muntanya. 

 

Fuentes del centro hospitalario han argumentado que este procedimiento médico no tiene un periodo de garantía para su realización y no han precisado cuántos días deben esperar las personas incluidas en la lista de espera, pero han asegurado que los más urgentes se realizan cuando es preciso.

CatSalut informa en su página web de las listas de espera en todos los centros médicos de Cataluña y éstas apuntan que, a diciembre de 2017, había 99 pacientes en lista de espera para un cateterismo cardíaco, la mayoría (88) en el Hospital de Sant Pau, de Barcelona. Otros siete pacientes esperan para ser intervenidos en el Hospital de Sant Joan de Déu, de Esplugues de Llobregat (Barcelona),  tres más en el Hospital Mútua de Terrassa (Barcelona), y uno en el Hospital Sant Joan de Déu, de Martorell (Barcelona).

El tiempo medio de espera es de 51 días, aunque Sant Pau supera este plazo en tres días (54) y los otros centros están por debajo de la media.

Cuando se consultan los datos de listas de espera en los hospitales de la Vall d'Hebron y Clínic (Barcelona), Bellvitge (L'Hospitalet de Llobregat) o Arnau de Vilanova (Lleida), los más grandes de Cataluña y donde se realizan este tipo de intervenciones, la página del CatSalut asegura que no se han encontrado los datos.

Fuentes de SAP Muntanya, que está integrada en la Marea Blanca de Cataluña, han considerado que la lista de espera en Vall d'Hebron "es muy grave" porque las más de 400 personas que esperan un cateterismo cardíaco ven cómo su calidad de vida puede resultar afectada con los días, y "llegar apuradas" o en peor condición física a la prueba.