FacebookTwitter

Situación de las convocatorias de Oposiciones en el Institut Català de la Salut, documento facilitado por la propia empresa en la mesa sectorial de 30 de noviembre de 2018.

OPE ICS 11 2018

 

 

 1ª Reunión 2019 con Dirección de RRHH del ICS

reunion ICS 1.2019

 

 

Resultados finales y adjudicación LAB-PI-2016 ICS 

diligencia LAB-PI-2016 ICS 

 

El Ministerio de Sanidad ha dado a conocer el borrador del real decreto sobre justificación y optimización del uso de radiaciones ionizantes para la protección radiológica de las personas con ocasión de las exposiciones médicas, un documento que ve la luz unas semanas después de que entrar en vigor la directiva 2013/59/Euratom.


Esta legislación viene a establecer los principios básicos del uso médico de las radiaciones, incluyendo la premisa de que el profesional sanitario o el prescriptor serán los responsables de informar al paciente de los riesgos a los que se somete y de recabar los correspondientes consentimientos informados. Además, serán los que participarán en el “proceso de justificación de cada exposición médica”, así como se responsabilizarán del proceso.

Por otro lado, en las exposiciones médicas con fines diagnósticos debidas a radiodiagnóstico, medicina nuclear, procedimientos intervencionistas, planificación, guía y verificación, las dosis se mantendrán lo más bajas que sea razonablemente posible, para que pueda obtenerse la información médica requerida, teniendo en cuenta factores sociales y económicos.

En proyecto de real decreto también ocupa lugar la formación de los profesionales. Los planes de estudios correspondientes a las diferentes titulaciones profesionales en el ámbito de las ciencias de la salud incluirán un curso que garantice la adquisición de los adecuados conocimientos en protección radiológica, proporcionados a la titulación correspondiente.

Concretamente, en los programas de formación médica especializada de Oncología Radioterápica, Radiodiagnóstico y Medicina Nuclear, en los de aquellas otras especialidades médicas en las que las radiaciones ionizantes puedan aplicarse con fines de diagnóstico y terapia, así como en los de las titulaciones en Odontología y Podología, se introducirán objetivos específicos relativos a la adquisición de los adecuados conocimientos teórico-prácticos en protección radiológica para el desempeño de las prácticas médicas con radiaciones ionizantes. Asimismo, los programas de formación correspondiente de Técnicos Superiores en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear y Técnicos Superiores en Radioterapia y Dosimetría incluirán objetivos específicos similares, adaptados a su nivel de responsabilidad.

Mientras, los médicos especialistas en Radiodiagnóstico, Cardiología y de otras especialidades que lleven a cabo procedimientos intervencionistas en instituciones sanitarias del ámbito público o privado deberán haber adquirido, con carácter previo a su realización, un segundo nivel de formación en protección radiológica orientado, específicamente, a la práctica intervencionista.



Así mismo, la instalación de un nuevo equipo o la implantación de una nueva técnica requerirán de una formación adicional previa al uso clínico, en la que deberán implicarse los suministradores de los equipos. Los programas y cursos de formación continuada deberán ser acreditados por la autoridad sanitaria competente.

Los interesados podrán hacer aportaciones para el proyecto (por el que no hay previsto ningún tipo de impacto presupuestario) hasta el 16 de marzo.