FacebookTwitter

Situación de las convocatorias de Oposiciones en el Institut Català de la Salut, documento facilitado por la propia empresa en la mesa sectorial de 30 de noviembre de 2018.

OPE ICS 11 2018

 

 

 1ª Reunión 2019 con Dirección de RRHH del ICS

reunion ICS 1.2019

 

 

Resultados finales y adjudicación LAB-PI-2016 ICS 

diligencia LAB-PI-2016 ICS 

 

El ICS quiere cumplir la recomendación de la OMS de forma que en las habitaciones de los enfermos el ruido no sobrepase los 40 decibelios. Los hospitales del ICS (Vall d'Hebron, Bellvitge, Germans Trias i Pujol, Arnau de Vilanova, Joan XXIII, Josep Trueta, Verge de la Cinta y Viladecans) llevan a cabo actuaciones para reducir la intensidad sonora durante las noches para facilitar el descanso de los pacientes. Por ejemplo, se han puesto en marcha campañas informativas dentro de los centros con las que se ha logrado disminuir de manera considerable el ruido en las plantas de hospitalización, que superaban los niveles recomendados y que recibieron el pasado año 14 quejas por exceso de ruido.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que en las habitaciones de los hospitales no se pase de los 30 o 40 decibelios, un nivel equivalente al de una sala de biblioteca o al de una conversación en voz baja. Estas medidas se quieren llevar a cabo porque a menudo se superan estos niveles,  llegando a superar los 80 decibelios, es decir, el doble de lo recomendado.

Los centros mencionados han querido abordar esta cuestión a través de reuniones con usuarios y profesionales, y con medidas sonométricas, ante la evidencia de que el silencio es fundamental para mejorar el descanso y la recuperación de los pacientes, y que los hospitales podrían reducir la intensidad sonora en las áreas asistenciales cambiando rutinas y hábitos de los profesionales.

En julio de 2016, a partir de una queja por ruido en el centro, la Unidad de Atención al Ciudadano del Hospital de Bellvitge organizó un grupo de discusión con pacientes, médicos y familiares y evaluó laintensidad sonora del centro, que sobrepasaba los estándares marcados por la OMS. Fue entonces cuando diseñaron la campaña Hospital sin Ruido, que se basa en el cambio de hábitos de los profesionales y en la colocación de carteles y otros elementos visuales que sirvan para reducir la intensidad acústica, unas medidas que se están implantando actualmente.

El Hospital Germans Trias i Pujol también ha identificado cuatro fuentes de ruido: actividades de comunicación de los profesionales (conversaciones del personal o cambios de turno), dinámicas de trabajo, aspectos relacionados con infraestructuras y visitas a los pacientes ingresados. En base a ello, ha creado la figura del referente de ruido, un profesional que vela por el cumplimiento de las medidas para reducir la intensidad acústica en las áreas asistenciales.

El Hospital de Viladecans, por su parte, inició el pasado año el Proyecto Unidad Silenciosa, a raíz de la imposibilidad de efectuar estudios del sueño con garantías, debido al ruido que había en la unidad de hospitalización.

Finalmente, el Hospital Josep Trueta de Girona ha anunciado que instalará en la nueva Unidad Neonatal, que se está arreglando, un detector de sonido con forma de orejas gigantes, que se encenderá cuando se sobrepase un determinado umbral.

decibelios hospitales ics